Calentador eléctrico

Hoy en día, este tipo de caldera es una alternativa viable respecto a modelos convencionales de calderas de gas o gasoil, sobre todo en las zonas urbanas donde existen las redes eléctricas, siendo ideales para su uso. A continuación, te explicaremos un poco sobre este tipo de termo o caldera, sus ventajas y diversos aspectos que debes tener en cuenta si estás pensando en comprar una cadera eléctrica.

Catálogo de calderas eléctricas en oferta

¿Qué son las calderas o calentadores eléctricos?

En sí, un termo eléctrico funciona al generar calor con la finalidad de poder calentar el agua sanitaria y dar calefacción. Como su nombre lo indica, una caldera eléctrica es un sistema que funciona con electricidad como fuente de energía, donde su consumo se verá reflejado en tu factura de electricidad.

Ventajas de los termos eléctricos

Cada día el uso de los termos eléctricos es mayor en comparación con los de gas, es porque ofrecen ciertas cualidades, sobre todo por el ahorro energético. Al poder ahorrar energía, los gastos por consumo se minimizan y, además, el sistema ofrece un rendimiento mayor al funcionar adecuadamente.

Entre sus múltiples ventajas, te indicamos las siguientes:

  • De múltiples usos: un calentador eléctrico tiene la cualidad de ser usado no solo en hogares, sino en industrias y comercios en general. Todo dependerá de variantes como el tamaño, capacidad y potencia que ofrezca. Es importante saber el requerimiento de uso que se le dará al sistema y así poder adquirir la mejor alternativa de acuerdo a su propósito.
  • Mayor seguridad durante su uso: a diferencia de las calderas de gas, por ejemplo, el termo eléctrico no trabaja con el uso de hidrocarburos que provocan monóxido de carbono, letal parale ser humano, al desplazar el oxígeno de cualquier lugar en caso de no existir espacios abiertos.  Por el contrario, las calderas eléctricas evitan este tipo de probabilidades que pudieran repercutir en la salud.
  • Modelos y capacidades: hoy en día, existen una diversidad de diseños de este tipo de caldera eléctrica. En caso de que la estética sea algo importante para ti, los termos eléctricos ofrecen varias formas y modelos que se ajustan al espacio donde será instalado.
  • Rendimiento más notable: para cualquier persona el rendimiento de un sistema es importante, por lo tanto, las calderas eléctricas cuentan con la cualidad de ofrecer hasta un 95% en rendimiento. Esto ofrece ventajas para el medio ambiente y sobre todo en nuestra economía, todo gracias al termostato, el cual, regula el uso de energía excesiva a la adecuada según los requerimientos del usuario.
  • Ahorro energético: los termos eléctricos brindan respeto al medio ambiente y son más limpios y ofrecen un rendimiento que otros sistemas no. Además, su instalación es sencilla, son menos costosos y reducen el consumo energético reduciendo el monto de las facturas del servicio eléctrico.

¿Cómo funciona una caldera eléctrica?

Una caldera eléctrica funciona básicamente al calentar agua y enviarla a los radiadores o al sistema de calefacción. No obstante, la diferencia de este tipo de termo respecto a otros, es la fuente de energía que usa. Mientras que otras calderas usan hidrocarburos, por ejemplo, esta usa la electricidad para funcionar.

El principio básico de la caldera eléctrica es usar el agua para el intercambio de calor, al igual que las calderas de gas. Sin embargo, existen diferencias entre los elementos que la componen para su respectivo funcionamiento:

  • El Programador: se encarga de regular la actividad de todo el sistema. Este elemento integra el programador horario, el cual, funciona como temporizador, donde el usuario puede elegir a gusto cuando hacer que funcione o no el termo eléctrico.
  • Termostato: se caracteriza por contener entre sus elementos un sensibilizador para poder equilibrar la temperatura y mantenerla estable. Además, funciona con una sonda, permitiendo de esta manera regular la temperatura para evitar el consumo excesivo de energía cuando no sea necesario. Manteniendo una temperatura constante, minimiza el esfuerzo para calentar el agua.
  • Bomba Aceleradora: aquí es donde se caliente el agua fría que dispone el calentado eléctrico en su depósito, de acuerdo a la temperatura que el usuario requieras y el termostato regulará adecuadamente.

Tipos de calentadores eléctricos

De esta manera, los tipos de calderas eléctricas se distinguen es de acuerdo a la calefacción y radiadores de agua caliente, con agua sanitaria y termos eléctricos para suelo radiante. Sin embargo, por el tipo de corriente, estás pueden ser monofásicas y trifásicas.

Para que estés un poco más claro, ahora te explicamos qué es una caldera eléctrica monofásica y trifásica:

  • Caldera eléctrica monofásica: funciona con corriente alterna, a través de un circuito conformado por dos hilos, manteniendo la misma corriente entre ambos. Son comúnmente usadas en casas donde el sistema eléctrico es monofásico. La potencia varía entre 220 a 230 voltios.
  • Caldera eléctrica trifásica: funciona con electricidad trifásica, con tres corrientes alternas diferentes, las cuales, se unen para llegar a una potencia constante entre estas. De hecho, la potencia máxima es comúnmente de 400 voltios, siendo ideales para uso en industrias y empresas. Sin embargo, existen en viviendas antiguas y puede ser instalada en viviendas de más de 160 m2 de área construida.

No hay manera de decir si una caldera eléctrica monofásica o trifásica es mejor, ya que todo depende de la red eléctrica de tu vivienda y potencia que hayas contratado. Lo importante es conocer cuál calentador eléctrico comprar de acuerdo a cada una de las variantes que hemos explicado y asesorarte con un especialista en calderas eléctricas.

¿Cómo elegir qué caldera eléctrica comprar?

A la hora de la verdad, es importante sabe cómo elegir un calentador eléctrico para tu vivienda, por ello, te aconsejaremos algunos aspectos que deberás tener en cuenta.

¿Qué aspectos tienes que tener en cuenta para elegir un termo eléctrico?

Para empezar, es importante tener en cuenta el tipo de potencia o tipo de corriente que tienes en tu vivienda. Al momento de realizar la compra de la caldera eléctrica, debes estar claro cuál será su finalidad, tipo de calefacción y costes.

Otro factor es la marca de la caldera eléctrica, siempre es importante conocer los mejores fabricantes del mercado. Nunca te guíes por los precios, ya que, si optas por comprar un calentador eléctrico barato de una marca poco conocida, puede que tengas que gastar más de lo pensado si no rinde como es debido.

El modelo también es otra variable, por ello, si quieres dar un buen aspecto a tu hogar, debes considerarlo al igual que su color y estética en general.

¿Qué potencia necesito que tenga mi caldera eléctrica?

La potencia va estrechamente ligada a los metros cuadrados que deberá calentar la caldera eléctrica, así como el uso del agua caliente sanitaria que se le dará. Por ejemplo, para 100 m2 se requiere una caldera de 20 a 28 kW de potencia, mientras que mayor a eso, un termo eléctrico de 25 a 35 kW sería suficiente.

Mantenimiento de termos eléctricos

Es importante mantener una caldera eléctrica en óptimas condiciones, para ello, debe tener en cuenta ciertos detalles que pueden darte alerta en caso de que requiera una revisión:

  • Ruidos fuera de lo común: en ocasiones, los termos eléctricos pueden emitir ruidos extraños al manipular agua caliente sanitaria, ya que tiende a acumular suciedad durante su proceso. Pudiera ser originario por minerales y cal que se depositan en el fondo del tanque, siendo causantes de fallas. Siempre es importante realizar una limpieza periódica de acuerdo a lo indicado por el fabricante.
  • Fugas de agua: de igual manera, al ser el agua sanitaria parte del proceso que se lleva a cabo en una caldera eléctrica, puede originar corrosión en componentes metálicos, ocasionando fugas que pudieran afectar a los elementos eléctricos. Siempre es importante controlar este causante y si hay daños, repararlos cuando antes.
  • Elementos eléctricos: es de su importante verificar con un especialista, las partes eléctricas como los circuitos que posiblemente pudieran estar quemados por variantes en el voltaje de la corriente y otros aspectos.

Para evitar cualquiera de los aspectos anteriores, la mejor solución es contratar un servicio de mantenimiento periódico para la prevención o detección de averías en el sistema de una caldera eléctrica.

Preguntas frecuentes sobre la caldera eléctrica

  1. ¿Cuánto cuesta instalar una caldera eléctrica?

El precio medio puede ser desde 150 a 300 euros, siendo su instalación más sencilla que las de gas.

  • ¿Cuál caldera es mejor, la eléctrica o la de gas?

Si hablamos de seguridad, la caldera eléctrica ofrece un suministro más seguro para todo cliente.

  • ¿Qué temperatura usar en un calentador eléctrico?

Según la normativa IDEA, las caderas eléctricas debe conservase en temperaturas de 70 ºC, para evitar pérdidas de energía y excesos de temperatura.