Calderas de condensación

Catálogo de calderas de condensación en oferta

Si estás pensando en comprar una caldera de condensación, a continuación, te explicaremos todo lo que debes saber sobre su funcionamiento y cualidades. Además, este tipo de calderas ofrece confort, eficiencia y seguridad para cualquier usuario, y minimiza la producción de gases tóxicos a la atmosfera gracias a sus avances y diseños actuales.

Cabe mencionar que desde 2015, debido a la regulaciones Europeas, solamente son fabricadas este tipo de sistema dejando a un lado las estancas normales y las de bajo NOx.

¿Qué son los termos de condensación?

Una caldera de condensación es un equipo que usa el calor generado al momento de enfriar el vapor de agua que contiene los humos de la combustión antes de estos llegar a la chimenea. En cambio, las calderas tradicionales, dejan que el humo pase directo a través de la chimenea sin aprovechar la incidencia del calor que este genera.

Entonces, una caldera de condensación genera agua caliente a una temperatura relativamente baja, entre 40 a 60°C. Esto ofrece un mejor rendimiento y minimiza las emisiones del Dióxido de Carbono por efectos de la combustión incompleta.

Ventajas de las calderas de condensación

Los calentadores de condensación ofrecen un mejor diseño y sistema otorgando una mejor eficiencia energética en comparación con las calderas de antes, respecto al calentamiento de agua sanitaria y en calefacción.

  • Mayor eficiencia: como hemos mencionado, las calderas de condensación brindan una mejor eficiencia al aprovechar la energía térmica de los humos de la combustión. Por ejemplo,  el termo de condensación ofrece un rendimiento energético de hasta 110% gracias a la utilización de premezcla de airea-gas, mientras que una caldera mixta estanca de 20 kW, tiene un rendimiento de 70 a 90%.
  • Minimiza los gastos de consumo de gas: gracias al recurso de aprovechar el calor de los humos y la modulación de la llama en el quemador, este tipo de caldera puede ahorrar en energía del 25 al 30%, si la comparamos con un calentador estándar. Con ello, el consumo de gas es mínimo siendo controlado en función a la temperatura del agua que entra.
  • Son más silenciosas: gracias a su sistema de modulación de llama, trabaja en función de la demanda del usuario, por lo que no hace paradas y esto evita ese sonido explosivo, común en calderas tradicionales. De igual manera, la inyección de aire-gas que realiza el ventilador le brinda esa ventaja modulante, haciéndolo de igual manera silencioso.
  • Regula sus funciones de acuerdo a la demanda: a diferencia de las calderas tradicionales que desechan los humos con toda la energía calorífica pudiendo impedir ajustarse de manera ideal a los cambios según la demanda, los calentadores de condensación aprovecha esta energía al contar con un desagüe para condensados. De esta manera, el sistema toma parte de esa energía absorbiendo y regulando su temperatura, por debajo de la temperatura de rocío. Esto provoca que la humedad que contienen los humos se pueda condensar y así pueda desprender mayor energía que será otorgada al agua que circula en la caldera para la calefacción.
  • Minimiza las emisiones contaminantes: gracias a la condensación de la humedad que contiene los humos, todos los restos de combustión (azufre, partículas de carbonilla y otros) también son arrastrados a través de estas gotas disminuyendo un 70% los agentes contaminantes como el NOx y el CO2.

¿Cómo funciona un calentador de condensación?

Hay que sabe que los termos de condensación son una mejoría de los calentadores de gas estancas, ya que cuenta con el mismos sistema, pero, la diferencia radica en que aprovecha la energía calorífica generada por la combustión. Existen tres maneras de aprovechar este calor:

  1. Mediante un intercambiador, los humos de la combustión pasan a través de este, cediendo calor al agua de retorno de la calefacción. De esta manera, hay un proceso de precalentamiento por lo que posteriormente no se requiere mayor incidencia en la llama para llevarla a la temperatura deseada.
  2. Una vez que el humo haya pasado por el intercambiador, aun conservará temperatura para cederla, siendo expulsado al exterior mediante un tubo doble concéntrico. Esto hace que el aire para la combustión ingrese por la tubería interna, y los humos que vayan saliendo por la otra tubería cedan el calor al aire limpio que está más frío.
  3. Cuando el aire limpio que haya ingresado haya sido precalentado, generará una combustión con el gas, reduciendo considerablemente el consumo del combustible y otorgando mayor rendimiento a la caldera, y brindando un mejor ahorro en el consumo del gas.

¿Qué rendimientos aportan las calderas de condensación?

Cuando hablamos de rendimiento, nos referimos al poder calorífico inferior (se usa por normativa para comprar el rendimiento con otras calderas) que ofrecen las calderas de condensación en condiciones normales, siendo mayor del 100% en comparación con las convencionales que ofrecen del 70 al 90%.

Esto indica que la pérdida de calor latente de vaporización del agua es cero ya que es necesario expulsar los gases con temperatura mayor de 140 ° C, para evitar el deterioro en el sistema por acción del azufre, expulsando el agua en forma de vapor.

¿Cómo elegir qué caldera de condensación comprar?

Al momento de realizar la compra de una caldera de condensación, es importante saber todo lo que hay que tener en cuenta, ya que todo dependerá del tipo de hogar y personas que allí habitan. Por ello, en el mercado actual, hay un sin número de modelos de calentadores de condensación, para poder adaptarse a los requerimientos y necesidades del usuario.

¿Qué aspectos tienes que tener en cuenta para elegir un termo de condensación?

  • Es importante considerar el tamaño y características de tu vivienda durante la selección de la caldera, con la intención de que sus características funcionales puedan cubrir la demanda de agua caliente y calefacción.
  • También es significativo tomar en cuenta la ubicación geográfica y clima, el estado del aislamiento, cantidad de personas que allí habitan para saber la frecuencia y exigencia de uso del agua caliente.
  • El diseño es otro aspecto de interés para aquellas personas que consideren la instalación del termo de condensación en una zona que realmente aproveche cada espacio, ofreciendo comodidad para su acceso y ventilación.
  • La cantidad de baños y cuartos de aseos son otros de los factores que deberás tener en mente y así poder conocer la demanda de agua a calentar, para seleccionar una caldera que pueda cubrir dichas necesidades.

¿Qué potencia necesito que tenga mi caldera de condensación?

Uno de los aspectos de gran importancia a comprar una caldera de condensación es su potencia. Si este factor se encuentra por debajo del requerimiento que exige tu vivienda, hará que el sistema trabaje en exceso y nunca podrá cumplir a cabalidad la demanda de calefacción o de calentamiento del agua sanitaria.

De hecho, también perjudicaría comprar un calentador de condensación con gran potencia a la adecuada, ya que esto aumentaría los gastos en consumo del combustible sin que lo radiadores o el intercambiador puedan trabajar a la potencia ideal.

Por lo tanto, para poder conocer cuál es la potencia que necesita tener el termo de condensación que quieras comprar, debes conocer el área de tu vivienda y cantidad de baños y cuartos de aseos que tiene:

  • Para cubrir una vivienda con una calefacción adecuada, un área menor a 80 m2, es necesaria una potencia de calefacción de 18 kW. Superior a 80 m2 hasta 100 m2 se recomienda que sea de 24 kW. En el caso de viviendas de 100 m2 a 160 m2 una de 28 kW es ideal, y para mayores de 160 m2, una caldera de 30 kW es suficiente.
  • En cuanto al agua sanitaria caliente, para un solo baño la potencia necesaria es de 24 kW, para dos baños es de 25 kW y para tres baños es de 35 kW.
  • También ha y que considerar factores como la zona climática, condición del aislamiento de la vivienda y frecuencia de uso de la caldera (intermitente, constante, etc.).

De esta manera, podrás seleccionar una caldera de condensación adecuada para tu hogar y consumir menos energía de la debida, ahorrando en tu factura y respetando al medioambiente.

Mantenimiento de calentador de condensación

Es importante conocer que para realizar mantenimiento a una caldera de condensación se requiere tanto de la revisión propiamente al equipo, y una inspección a las instalaciones de gas (tuberías, contador y otros).

Revisión de la caldera de condensación

De acuerdo a RITE (Reglamento de para las Instalaciones Térmica en los Edificios), ambas actividades son requeridas.

La revisión de la cadera deberás realizarse cada 2 años para equipos con potencias menores de 70 kW. Por el contrario, las caderas que superan los 70 kW de potencia, se realizará cada año.

Aquellas calderas que sea de uso común, por ejemplo, en edificios, deberá revisarse mensualmente por la empresa contratada por la comunidad de vecinos.

Es importante realizar un mantenimiento preventivo a tu caldera de condensación, esto evita posibles averías, prologan la vida útil y mantendrá un consumo adecuado de energía controlando los costes que conllevará el uso de gas frecuentemente como combustible.

Inspección de la instalación de gas

Para este caso, la normativa indica que deberá realizarse cada 5 años, menos en el País Vasco, que se ha establecido por 4 años. De hecho, la compañía deberá anuncia la inspección con 3 meses de anticipación, siendo esta la responsable de contactar con el propietario.

Preguntas frecuentes sobre el termo de condensación

  1. ¿Cuánto ahorra usando una caldera de condensación?

Este tipo de caldera ahorra entre un 15 al 20% de suministro de agua caliente cuando trabaja a una temperatura de 80°C, y de 20 a 30% a 60°C.

  • ¿Cuánto costaría comprar un termo de condensación?

Para una vivienda de 10 m2 con una caldera de 26 kW e incluyendo su instalación y puesta en marcha, su coste pudiera es de aproximadamente 3.000 euros

  • ¿Dónde instalar el calentador de condensación?

En realidad puede ser instalada en cualquier parte de la vivienda debido a que usa aire del exterior para la combustión y esto evitar cualquier peligro en cuanto al desplazamiento de oxígeno ni de gases tóxicos gracias a su cámara estanca, así como su baja sonoridad.