Calderas Online

Catálogo de calderas al mejor precio:

Marcas de calderas:

¿Cómo funcionan las calderas?

Cuando hablamos de calderas, hay que comprender que el principio fundamental para este tipo de dispositivo es su quemador. El quemador en sí, es donde se lleva a cabo el proceso de conversión del combustible o fuente de energía en calor. Esta puede provenir de fuentes como el gas, la electricidad, biomasas y otros elementos.

Sin embargo, para que esto funcione debidamente, tienes que saber que en el interior de la caldera hay una tubería. Su función es transportar el agua que será calentada por el quemador, para realizar el intercambio de calor. Con la finalidad de que funcione adecuadamente, la tubería del agua deberá estar en contacto con el quemador y así se producirá el intercambio de temperatura, donde el agua se calentará gradualmente.

Cabe mencionar que el agua calentada, no es la misma que usarás en la ducha. Para explicarte un poco mejor, el agua del circuito principal se redirigirá a un intercambiador con dos ramales de circuitos. Cada circuito cumple un rol, uno es contiene el agua para calefacción, mientras que el segundo transporta agua de propósito sanitario.

Entonces, la función del intercambiador es transportar el agua del circuito principal, que alimentará el circuito del agua sanitaria. Este sistema es similar al de los radiadores, ya que el agua que es calentada por la energía térmica es conducida a ellos y eventualmente, los radiadores obtendrán la energía o temperatura que les otorga el agua, necesaria para mantener tu vivienda caliente.

Tipos de calderas y sus usos

A pesar de que el funcionamiento de una caldera o calentador es el mismo, con el pasar del tiempo, han surgido diferentes maneras de hacer funcionar este tipo de equipos para calefacción. 

Tipos de calderas según combustible

Este tipo de calentadores de agua o calderas, usan un medio o combustible que se irá consumiendo a medida que sea usa, como son los siguientes:

Calderas de gas

Existen tres tipos de gases que se usan para este fin: el gas butano, propano y gas natural. Cada uno de estos gases ofrece propiedades distintas que los hacen ideal para el tipo de lugar donde funcionará la caldera.

Tipo de GasCaracterística¿Dónde usarlo?
ButanoAlto poder calorífico y se necesitan varias bombonas para su llenado.Ideal para ambientes sumamente fríos. Son escasos siendo su uso principal como calentadores a butano para la generación de agua caliente.
PropanoVersátil y de variadas formas de suministro (botellas o a granel).Zonas muy frías donde la red de gas natural no está disponible.
Gas naturalEcológico, barato, requiere instalación de la red.Durante el invierno y se suministra de forma continua.

Calderas de biomasa

Este tipo de calderas utiliza combustibles vegetales para su funcionamiento, haciéndolas totalmente ecológicas. Gracias a sus propiedades, este combustible otorga la cualidad de no generar gases de efecto invernadero, ya que no dependen de fuentes fósiles o similares. Son ideales para casas unifamiliares.

Caldera de gasoil

Ideales para aquellas zonas donde no proporciona red de gas a los hogares. Es necesario tener espacio suficiente para el almacenaje para este tipo de combustible, siendo habitual para viviendas unifamiliares.

Las calderas que usan gasoil como combustible, se caracterizan por brindar un calentamiento más rápido y, además, no requieren un mantenimiento exhaustivo. El único detalle es que son las que más gases emiten, siendo una de las que más contaminan al medio ambiente. 

Cabe mencionar que este tipo de calentador o caldera, se divide en otras dos categorías de acuerdo a su funcionamiento: las acumulativas que mantienen el agua caliente y las instantáneas que van calentando el agua a medida que se utiliza. 

Tipos de calderas según sistema o tipología

Por otra parte, a diferencia de su fuente de energía, las calderas también pueden dividirse por el tipo de sistema o tipología en las que trabajan. Cuentan con dos diferentes clasificaciones: estanca y atmosférica.

Caldera estanca

Su nombre proviene debido a la hermeticidad de la cámara donde es producida la combustión del gas. Se fabrican de esta manera para evitar riesgos de posibles accidentes evitando el escape de gas o por intoxicación en caso de fuga. 

El calentador o caldera se conecta a unas tuberías donde es ventilado forzadamente el aire desde el exterior para dar entrada o suministro del oxígeno a la cámara para la combustión y luego expulsa los gases quemados. Cabe mencionar que estas son las calderas más usadas hoy en día.

Al mismo tiempo, la caldera estanca se divide en:

  • Caldera de gas de condensación: este tipo de caldera o calentador, es uno de los más eficientes ahorrando entre un 20% al 30% del gas natural que consume. Están diseñadas para aprovechar el calor del gas que genera, antes de salir por la chimenea para precalentar el agua. Con ello, no es necesario usar tanta energía para calentar el agua sanitaria que será utilizada para la calefacción.
  • Caldera de Bajo NOx: su sistema funciona parecido al de la caldera estanca, la única diferencia es el canal donde sale el humo, contaminando menos el ambiente. Una de sus ventajas es que no requiere tubería para el desagüe de condensados, siendo mucho más económica que las calderas estancas.

Caldera atmosférica

Como su nombre lo dice, son calderas que funcionan mediante un quemador atmosférico. A diferencia de las demás calderas, la cámara donde se produce la combustión se encuentra abierta, con la finalidad de quemar el gas, a través de la acción del aire de la estancia o habitáculo. Este tipo de caldera está prohibida desde 2013, por las regulaciones contaminantes indicadas en la norma RITE (Reglamentos de Instalaciones Térmicas de los Edificios).

Tipos de caldera y su colocación

De acuerdo al diseño de la caldera, estás se clasifican en las siguientes:

Calderas de pie

Son aquellas calderas donde el depósito de gasoil se encuentra ubicado en el suelo, ocupando mayor espacio.

Calderas murales

Estas calderas van puestas en la pared y son usadas en pisos o edificios, las cuales funcionan con gas (natural, butano o propano).

Cómo elegir qué caldera comprar

Si necesitas una caldera para tu hogar, por ejemplo, es importante tomar en cuenta ciertos aspectos que te ayudarán a seleccionar la indicada de acuerdo a tus necesidades.

¿Qué aspectos tienes que tener en cuenta para elegir una caldera?

Potencia de una caldera

De acuerdo al tipo de vivienda, se deberá seleccionar una caldera acorde a la capacidad de los radiadores a la que estará sujeta. Es innecesario comprar una caldera con la mejor potencia si esta no será usada al 100%.

Por ejemplo, todo dependerá de cuantos baños y área de tu casa que será calentada por dicha caldera. En el siguiente cuadro, podrás ver una mejor descripción del área versus la potencia necesaria para cubrirla:

Área (m2) y bañosPotencia (kW)
100 m2 y un bañoAgua sanitaria y calefacción 24 kW
180 m2 y dos bañosAgua sanitaria de 28 kW y calefacción de 24 W
180 m2 y tres bañosAgua sanitaria de 35 kW y calefacción de 28 kW
100 m2 y más de tres bañosAgua sanitaria de 35 kW y calefacción de 30 kW (incuyendo microcumulador)

Modelo de la caldera

Es de gran importancia que, antes de seleccionar la caldera que vas comprar, debas echar un vistazo a la etiqueta energética. Dicha etiqueta es requisito para aquellas calderas o calentadores con un mínimo de potencia de 70 kW. Esto te permitirá comparar las indicaciones de consumo y prestaciones en agua sanitaria como de calefacción de forma separada por cada modelo de caldera que veas.

Existen calderas que ofrecen la eco-opción de ahorro energético, ideal para minimizar gastos de consumo de energía. 

Otra alternativa viable son las calderas con termostato modulable (inteligentes), ya que permiten mayor ahorro y comodidad gracias a la optimización para el gasto energético. De esta manera verifica la temperatura de la casa y así decidir de forma inteligente para su rentabilización. De esta forma, el termostato regula la actividad de la caldera y optimiza la temperatura de la calefacción o del agua sanitaria ofreciendo menor consumo de gas. Esto ayuda mucho al evitar apagados y encendidos constantes que pudieran ser muy costosos a la hora de la verdad.

Adicionalmente, si el termostato es controlado de manera remota, ofrece la ventaja de poder controlar el funcionamiento de la caldera de acuerdo a tus requerimientos o necesidades como usuario desde cualquier dispositivo inteligente evitando el uso excesivo de energía y, por ende, de dinero.

Zona geográfica

Hay dos variables a tomar en cuenta cuando eliges una caldera de acuerdo a tu zona geográfica: el combustible que usa y el sistema mediante el cual funciona.

Dicho lo anterior, a continuación, te mostramos el tipo de combustible por zona:

  • Gas butano: este tipo de combustible no es adecuado para zonas muy frías debido a que su temperatura de congelación es de -0 ºC y esto provocaría un problema de gasificación.
  • Gas natural, propano y energía eléctrica: son mejor utilizadas en zonas urbanas debido a su dependencia de suministro mediante una red de distribución, ya sea de gas o de electricidad.
  • Gas propano, granel o gasoil: es el combustible de caldera más usado en zonas rurales, zonas montañosas o muy apartadas y fríos excesivos constantes, donde es necesario almacenar el combustible, debido a la no existencia de redes de suministro.

También debes tomar en cuenta el sistema de funcionamiento de la caldera, por ello, debes considerar lo siguiente:

  • Caldera de gas de condensación: ideal para todo tipo de zonas.
  • Caldera estanca: ideal para todo tipo de zonas.
  • Caldera atmosférica: actualmente ya no se pueden instalar.







Tipos de calderas





Calderas mixtas según tipo de combustible

Eléctrica

Casas con buena red eléctrica y en centros urbano



Caldera de gas

Butano

Zonas geográficas templadas.

Propano

Zonas frías

Gas natural

Zonas conectadas a la red de distribución de gas

Biomasa

Casas unifamiliares rurales

Calderas de gasoil

Zonas frías y apartadas.


Calderas mixtas según tipo de sistema

Condensación

Todo tipo de zonas

Estanco

Todo tipo de zonas

Atmosféricas

*Ya no se pueden instalar

Según su uso

Otra variable a considerar durante tu compra de caldera, es el uso para el cual vayas a instalar la misma. 

  • En caso de que necesites agua caliente sanitaria de forma constante la caldera de gas de acumulación es ideal para viviendas con diversos cuartos de baños donde haya un uso constante del agua. Esto origina mayores gastos al conservar continuamente la temperatura.
  • Por el contrario, las calderas de gasoil instantáneas son perfectas para viviendas pequeñas donde se deba calentar el agua o calefacción cuando se necesite, conllevando a un menor costo en el uso de combustible.

Mantenimiento de calderas

Como bien sabemos, un mantenimiento ideal, garantiza el correcto funcionamiento y durabilidad de las calderas sin importar el tipo. Para poder conocer todo acerca del mantenimiento de las caderas, debemos categorizar por el tipo de caldera según el combustible que usa.

Calderas de gas

  • Cada 2 años es necesario revisar la instalación de la caldera de gas, de acuerdo a lo indicado por el RITE (Reglamento en las Instalaciones Térmicas en los Edificios). De acuerdo al fabricante del equipo según lo indicado por el manual de mantenimiento. 
  • Cuando se trate de calderas de más de 70 kW, es importante mantener un contrato con una empresa especialista que haga inspecciones periódicas.
  • Para el caso del gas, la empresa encargada o distribuidora profesional, es quien realizará la revisión, notificando al usuario con 3 meses de anticipación. En este caso, la revisión incluye: estanqueidad, conservación del contador, gomas, llaves y tuberías.

Caldera de gasoil

  • La revisión mínima para este tipo de caldera deberá ser anualmente, mediante una limpieza general. Se debe asegurar la remoción total de los restos de combustión.
  • Los radiadores deberán ser un punto de interés para inspeccionar y limpiar de forma periódica, sobre todo antes del invierno. Con ello, garantizamos que el agua circule adecuadamente mediante las tuberías sin problemas de potencia o aire, evitando su mal funcionamiento.

Caldera de biomasa

  • A pesar de disponer de sistemas de limpieza automática, el usuario debe tener en cuenta que es importante revisar la cámara de combustión debido a los residuos que se acumulan allí. Por ello es importante limpiar regularmente.
  • El cajón de cenizas es el componente de mayor interés para su limpieza. Este elemento es de fácil extracción.
  • Hay que tener en cuenta la calibración de la caldera, la cual, depende de la densidad, forma y cantidad del combustible que se usa.
  • Por ley, una caldera de biomasa deberá ser revisada de forma anual por un técnico especialista, asegurando el óptimo funcionamiento de cada uno de sus componentes (elementos hidráulicos y eléctricos).